Diagnostics

 

Situación actual

El cáncer de pulmón es el más frecuente del mundo, con aproximadamente 1.400.000 nuevos casos al año. Entre el 80-90% de los cánceres de pulmón se dan en fumadores, o en personas que hayan dejado de fumar recientemente. La relación entre sexos en España es de 9 hombres por cada mujer, probablemente por incorporarse más tarde al hábito de fumar. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 55 y los 75 años, con un máximo entre los 65 y los 70, aunque se registran casos desde los 35-40 años.

En España se diagnostican unos 20.000 casos anuales, lo que representa el 18,4% de los tumores entre los hombres (18.000 casos) y el 3,2% entre las mujeres (2.000 casos). La incidencia en España, comparada con el resto del mundo, se puede considerar alta para el sexo masculino (tasa ajustada mundial en 2002: 55,8), aunque tiende a estabilizarse. Sin embargo, en el sexo femenino la incidencia es de las más bajas del mundo (tasa ajustada mundial en 2002: 5,4), aunque desde la mitad de los años 90, es de las que más rápidamente está aumentando, no sólo en Europa, sino en el mundo (a un ritmo estimado del 2,4% anual).

Según los últimos datos publicados (EUROCARE-4), un 10,7% de los pacientes que sufren un cáncer de pulmón sobreviven más de 5 años. Junto con los tumores de hígado, páncreas y esófago, son los tumores con peor pronóstico, en España y en el resto del mundo, debido tanto a lo agresivo del tumor en sí, como a la dificultad de realizar un diagnóstico precoz.

 En España fallecen unas 18.000 personas al año por su causa, unos 16.000 hombres (el 27% de todas las muertes por cáncer y el 8,3 % del total de muertes), y unas 2.000 mujeres (el 6% de las muertes por cáncer y 1,2 % del total de muertes). Es la primera causa de muerte por cáncer en el sexo masculino, y la sexta en el femenino.

(Asociación Española contra el Cáncer, 2014)

 

Diagnóstico y seguimiento del Cáncer de Pulmón

El diagnóstico de cáncer de pulmón se realiza en base a la historia clínica del paciente, la exploración física y la realización de una serie de pruebas complementarias que pueden incluir analíticas, radiografía de tórax, análisis del esputo y broncoscopia o fibrobroncoscopia con toma de muestras. El estudio anatomopatológico de la muestra determinará el tipo de tumor y por lo tanto su tratamiento.

Determinados marcadores tumorales como el ProGRP ayudan en el diagnóstico diferencial de distintos tipos de Ca pulmón, para ayudar a decidir el tratamiento más adecuado, así como en la respuesta al tratamiento y la recurrencia de la enfermedad.

La identificación de determinadas mutaciones en el cáncer de pulmón (EGFR, MAPK, FI3Q, ALK, MET) puede ayudar a definir los mecanismos de sensibilidad o de resistencia a fármacos, y por lo tanto ayudar a la toma de decisiones con respecto al tratamiento y mejorar la supervivencia en determinados subgrupos de pacientes.

(National Cancer Institute, 2014)

 

Links:

AEEC: Asociación Española contra el Cáncer. http://www.aeec.es/
ASCO: American Society of Clinical Oncology. http://www.asco.org/
ESMO: European Society for Medical Oncology. http://www.esmo.org/
ISOBM: International Society of Oncology and Biomarkers. http://isobm.org/
NCI: National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/
SEAP: Sociedad Española de Anatomía Patológica. http://www.seap.es/
SEQC: Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular. http://www.seqc.es/
SEOM: Sociedad Española de Oncología Médica. http://www.seom.org/
SEPAR: Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. http://www.separ.es/