Diagnostics

 

La insuficiencia cardiaca es un problema de salud de primer orden en nuestro país así como en el resto de países europeos.

Epidemiologia de la Insuficiencia cardiaca

Los siguientes datos dan idea de la magnitud del problema y hacen referencia al territorio nacional

1.-Prevalencia: 5%, 2.336.000 pacientes (Prevalencia > 8% en > 75 años) (1)
2.-Incidencia : 0,39 % ,182.222 nuevos pacientes cada año (1)                                                      
3.-Mortalidad: 18.453 muertes/año por Insuficiencia Cardiaca (12.041mujeres / 6.412 hombres) (2)
4.-Hospitalizaciones:  133.029 / año (2)
5.-Duración de la estancia hospitalaria en días: 9 ± 5 días (1) 
6.-Las hospitalizaciones por Insuficiencia cardiaca suponen el 5% del total de las hospitalizaciones, siendo la primera causa de hospitalización en personas > 65 años) (1)
7.-El coste de la asistencia sanitaria de esta enfermedad supone entre el 1,8 y el 3,1% del total del presupuesto sanitario público. La atención hospitalaria supone el 73% de este gasto(1)

Manejo de la enfermedad

El “gold standard” para el diagnóstico de la insuficiencia cardiaca es la Eco Doppler.

Los síntomas y signos de la Insuficiencia cardiaca son específicos pero poco sensibles, si a esto sumamos que la Eco Doppler no está disponible en muchos servicios, esto pone de manifiesto que, el 50% de los pacientes que acuden a Atención Primaria con signos y síntomas de Insuficiencia Cardiaca, están mal diagnosticados (3).

Utilidad clínico de los péptidos natriureticos

Según las recomendaciones de la ACCF/AHA en 2013 para el manejo de la Insuficiencia cardiaca, las utilidades recomendadas son las siguientes:

En pacientes con disnea, tanto en pacientes ambulatorios u hospitalizados por Insuficiencia cardiaca aguda, la medida de los péptidos natriuréticos (BNP y NT-proBNP) son útiles para la toma de decisiones en relación al diagnóstico de la enfermedad especialmente en situaciones de incertidumbre clínica Clase 1 (Evidencia A).

La medida de los péptidos natriurético (BNP y NT-proBNP) son útiles para establecer el pronóstico o la severidad de la enfermedad tanto en pacientes con Insuficiencia cardiaca crónica como con insuficiencia cardiaca aguda descompensada Clase I (Evidencia A).

En pacientes con Insuficiencia cardiaca crónica; el manejo de estos pacientes, a través de los niveles de péptidos natriuréticos (BNP y NT-proBNP), son útiles para optimizar la medicación en pacientes clínicamente euvolémicos y seguidos en programas donde el manejo del paciente esta bien estructuradas Clase IIa (Evidencia B).

Las guías de la Sociedad Europea de cardiología recomiendan los péptidos natriuréticos o Eco Doppler para el diagnóstico de la insuficiencia cardíaca (5)

(1)  Epidemiology of HF in Spain. Inés Sayago. REC  2013; 66; 649-56
(2)  Instituto Nacional Estadística  Data 2012
(3)  Wang CS et al. JAMA 2005;294: 1944-1956
(4)  Yancy CW,et al 2013 ACCF/AHA Guideline for the Management of Heart Failure, Journal of the American College of Cardiology (2013), doi: 10.1016/j.jacc.2013.05.019.
(5)  ESC Guidelines for the diagnosis and treatment of acute and chronic heart failure 2012 European Heart Journal (2012) 33, 1787–1847

 

Otros links:

http://www.secardiologia.es/insuficiencia
http://www.escardio.org/communities/HFA/Pages/welcome.aspx?hit=homepage