Apoyar la labor de los jóvenes investigadores en nuestro país es el objetivo que Roche Farma España se ha marcado con el lanzamiento del proyecto de becas Stop Fuga de Cerebros.

Gracias a ellas, Roche pone a disposición de las consejerías de sanidad autonómicas un instrumento para impulsar la financiación de proyectos pre y postdoctorales orientados al fomento de la investigación.

Estas becas, que cuentan con una dotación de 60.000 euros por un período de 18 meses, son gestionadas por los organismos de salud de las comunidades autónomas que se sumen al proyecto a través de la tramitación de un convenio de colaboración entre Roche Farma y la entidad designada por cada Organismo de Salud. Hasta la fecha se han adscrito a esta fórmula de colaboración las consejerías de Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y País Vasco.

1

Las bases de la convocatoria son públicas e independientes y, en ningún caso, desde  Roche Farma se influirá en la elección de candidatos de los proyectos ganadores. Los interesados en optar a estas ayudas deberán acreditar que su labor científica incluye investigación básica o traslacional y que su trabajo investigador se está desarrollando en España.

“Con el programa de becas ‘Stop Fuga de Cerebros’ buscamos marcar la diferencia mediante el apoyo a la innovación en el ámbito sanitario. Además queremos hacerlo apostando por el futuro, ayudando a que los jóvenes investigadores más brillantes establecidos en España puedan desarrollar sus proyectos de investigación en nuestro país. De este modo, los beneficios inherentes a su labor científica impactarán positivamente en sus regiones así como a nivel nacional”, afirma Annarita Gabriele, directora médica de Roche Farma España.

En España contamos con buenos investigadores, capaces de generar riqueza a largo plazo, el talento investigador en España es excepcional. Es necesario la aparición de iniciativas que tengan como objetivo retener este talento. Gracias a Stop Fuga de Cerebros investigadores españoles han podido quedarse en España cuando la única alternativa que tenían era emigrar al extranjero para continuar con su labor investigadora.

En este sentido, estas becas también fomentan la creación de un tejido investigador en España. En la actualidad, muchos jóvenes con alta cualificación sienten que no cuentan con las mejores oportunidades en nuestro país. Por ello, esta iniciativa busca ofrecer una respuesta eficaz ante esta situación.