Los enfermeros y las enfermeras oncológicos son un pieza esencial en el cuidado de los pacientes. Sin ellos nunca habrían sido posible todos los avances en el abordaje del cáncer de los últimos años. Sin ellos no existirían muchas de las historias de superación, coraje y esperanza de los pacientes. Y sin ellos el trabajo de los médicos y el resto de profesionales sanitarios no sería posible.

Hemos querido hacer un homenaje a todos los enfermeros y enfermeras. Toca hablar de ellos. De su ilusión, del cariño que ponen en todo, de su capacidad para formarse y para aprender, de su infinita sonrisa, de su sentido del humor… Y qué mejor forma de hacerlo que preguntando a un oncólogo, un hematólogo, dos pacientes y una asociación de pacientes… ¿Por qué #SoisEsenciales?

Tania Rodríguez – Enfermera oncológica - Tania lleva poco tiempo ejerciendo la enfermería oncológica pero el suficiente como para entender que ejerce un rol fundamental en el cuidado del paciente: “Conseguimos que pacientes y familiares se sientan como en su casa”. La admiración por la extraordinaria humanidad que sus compañeras despliegan en cada gesto con los pacientes aumenta día a día a día.
Ruth Vera – Presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) Tras 20 años como oncóloga en el Complejo Hospitalario de Navarra, recuerda que los enfermeros y enfermeras forman siempre un solo equipo con ellos: “El paciente nota enseguida cuando tiene delante una enfermera especializada en su enfermedad”. Además, enfatiza el papel informativo que desempeñan: “Realizan una enfermería muy especial, en la que la comunicación es fundamental”.
Noelia Martínez - Oncóloga del Hospital Universitario Ramón y Cajal La implicación de los enfermeros y las enfermeras en la vida de los pacientes es clave. Noelia alaba ese plus que dan que va más allá de las obligaciones puramente profesionales — “se esfuerzan por prestar un apoyo conjunto a todo lo que rodea al paciente”— y admira “el carisma, la vocación tan especial y la sensibilidad extrema con que atienden a pacientes y familiares”.
Mónica Ballesteros - Hematóloga del Hospital Universitario Gregorio Marañón Mónica tiene claro que los pacientes adoran a las enfermeras con las que tratan durante periodos largos de tiempo. “Acaban desarrollando una relación muy personal”. Asimismo, subraya el esfuerzo que tienen por conocer la información de los tratamientos contra el cáncer y los posibles efectos secundarios.
José Luis Mata Fernández-Balbuena – Paciente oncológico José Luis acude desde hace años como paciente al Servicio de Hematología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Sus palabras resumen perfectamente la vocación con la que las enfermeras ejercen su labor: “No pierden nunca su capacidad para dar cariño, humor y alegría"
Esther Cruz – Paciente oncológica Las visitas de Esther al hospital, paciente de cáncer de mama, desembocaron en una relación muy cercana con el personal de enfermería. “Hay días que no lo llevas con tanto ánimo y a mí me han dado abrazos, me han dado besos, me han dado caricias que a veces me han servido mucho más que cualquier otra cosa, que cualquier medicina”.
Bernard Gaspar - Presidente de la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Pulmón (AEACaP) Bernard decidió hacer realidad algo que preocupaba especialmente a su mujer, fallecida por un cáncer de pulmón: que cualquier recién diagnosticado por esta enfermedad pueda recibir el apoyo de otros que han pasado por lo mismo. Bernard aún se emociona cuando recuerda la atención domiciliaria de la enfermera que les ayudó y que se convirtió en una más en casa.