Un empleado de Roche Diagnostics ha dedicado su carrera a desarrollar el diseño de envase de reactivos más innovador y respetuoso con el medio ambiente.

Aunque en su día no se dio cuenta, los reactivos sostenibles acabarían convirtiéndose en la misión de Andrew McCaughey durante décadas. Cuando se incorporó a Roche Diagnostics en 1994, ya se estaban llevando a cabo actividades para crear un concepto de envasado de reactivos más inteligente y eficiente. Pero aún quedaba un inmenso trabajo por hacer.

“Por aquel entonces, cada sistema de química clínica que se presentaba tenía, habitualmente, su propio kit que contenía portadores de reactivos para realizar pruebas de diagnóstico. Tenías hasta 50 kits de reactivos diferentes para cada prueba; nuestra idea era tener uno por prueba. Así que teníamos un desajuste 50 veces mayor, entre dónde estábamos y dónde queríamos estar”, dice Andrew.

Los reactivos de diagnóstico son mezclas complejas de bioquímicos o productos químicos que se utilizan para generar resultados exactos y precisos en las pruebas que se hacen al paciente. La fabricación de reactivos de calidad a escala industrial es un proceso técnicamente exigente.

Los clientes se quejaban de la cantidad de desperdicio. “Recibían una caja enorme con instrucciones en 20 idiomas y todos los elementos necesarios para combinar los reactivos y usarlos. Los clientes que encargaban el mismo kit todos los meses tiraban la mayor parte del kit a la basura. Por supuesto que no estaban satisfechos”, dice.

Con persistencia y paciencia, Andrew y sus compañeros desarrollaron un nuevo concepto de envase y el primer kit de reactivos universal de Roche se lanzó al mercado en 1995. A lo largo de los años, el diseño del portador de reactivos se optimizó aún más. Las versiones más nuevas eran muy fáciles de manejar y contenían una gran cantidad de pruebas. En 2018, se introdujo una versión aún más "ecológica" del portador de reactivos, un gran hito en la carrera de Andrew.

Reagents-animation

78%

menos de residuos sólidos

Ya no es necesario abrir los paquetes manualmente. La evaporación se evita perforando los kits sobre la marcha. Además, utilizamos menos volumen de reactivo por prueba, por lo que se necesitan menos kits de reactivos para realizar la misma cantidad de pruebas. Como resultado, la cantidad de plástico utilizado por prueba se reduce hasta en un 78%", explica Andrew.

Durante la evolución del concepto de reactivo universal, muchos colegas participaron y ofrecieron sugerencias. Andrew recuerda con cariño cómo “yo fui una de las pocas personas testigo de su desarrollo casi desde el principio hasta el final. Y aquí estamos, cubriendo este acontecimiento. Hasta que tengamos la próxima generación de sistemas, este kit de reactivos permanecerá en el mercado durante los próximos 20 o 30 años. Eso es una gran lección de humildad."

También se aplicó un diseño innovador a los kits de reactivos en las pruebas de inmunoquímica. Franz Baumann, involucrado en el desarrollo de los kits, explica: “Logramos más con menos: más resultados de alta calidad para el paciente con menos plástico, menos volumen de nuestros sofisticados reactivos, menos necesidad de espacio en el laboratorio para los instrumentos con menos consumo de energía; y, por supuesto, tampoco debemos olvidar que necesitamos menos sangre de los pacientes."

Para lograr este kit de reactivos para inmunoquímica se necesitó un gran esfuerzo de equipo y muchas innovaciones en diferentes funciones como el desarrollo de reactivos, el desarrollo de instrumentos o la fabricación.

CO2-animation

223.000

Tmenos toneladas de emisiones de CO2

Es gratificante ver el gran impacto que nuestros colegas han tenido en los clientes y en el medio ambiente ”, dice Franz.

Si consideramos que durante los próximos 10 años cada vez más instrumentos serán reemplazados por la nueva generación de instrumentos que utilizan los nuevos kits de reactivos, se reducirá significativamente la emisión total de CO2 ocasionada por la producción y el transporte de cada prueba. Las emisiones por prueba serán tres veces más bajas en 2030 que en la actualidad, con ahorros de hasta 223.000 toneladas de emisiones de CO2 durante los próximos 10 años debido a este cambio de diseño. Una muy buena noticia para nuestro planeta y las generaciones futuras.

Peter Saladin, Director Global de Sostenibilidad Medioambiental de Roche Diagnostics, destaca el impacto de nuestros productos en el medio ambiente: “Energía, residuos, agua y cambio climático: en todos estos campos, Roche ha realizado un gran esfuerzo para hacer que sus propias infraestructuras sean verdaderamente sostenibles. Estamos a la cabeza en estas áreas. El paquete de reactivos universal es un gran ejemplo de cómo ampliamos el enfoque en la sostenibilidad de nuestros productos aportando un mayor valor a clientes y pacientes.


Descargas:  

Nuestras metas en protección, seguridad, salud y medio ambiente 

Nuestra posición sobre la administración de productos



Hacia un futuro más verde



Descubre cómo Roche contribuye a un futuro más verde

EverGreener