La elevada funcionalidad y el coste relativamente bajo del plástico hacen que este material sea cada vez más omnipresente en nuestra vida cotidiana. El plástico proporciona aplicaciones esenciales en numerosos sectores que no están a menudo diseñadas para ser reutilizadas o recicladas, desencadenando en unos modelos de producción y consumo cada vez menos eficientes. En consecuencia, es vital abordar el aumento constante de la generación de residuos plásticos y de su frecuente abandono en el medio ambiente, en particular el medio marino, para conseguir que el ciclo de vida de los plásticos sea circular.

El importante impacto negativo de determinados productos de plástico en el medio ambiente, la salud y la economía exigen el establecimiento de un marco jurídico que permita reducir estos efectos negativos: la Directiva europea 2019/204 del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente, la cual da prioridad a los productos reutilizables, sostenibles y no tóxicos y a los sistemas de reutilización frente a los productos de un único uso con el objetivo de reducir la cantidad de residuos generados. Según esta norma europea, entre el 80% y el 85% de la basura marina es residuo plástico, de los cuales los artículos de plástico de un solo uso representan el 50%.

En esta línea, y con el objetivo primordial de contribuir a disminuir el impacto ambiental de nuestra actividad, hemos eliminado las botellas de agua de plástico en nuestro Site, por un lado, con la instalación de fuentes y equipos de tratamiento de agua en todas nuestras instalaciones y, por otro lado, con el suministro para nuestros empleados de botellas de agua de cristal rellenables para sustituir, así, las tradicionales botellas de agua de plástico. A su vez, se ha acordado con nuestro proveedor de cantina el uso único de botellas de agua de cristal para el servicio de menús de los empleados y en las máquinas de vending. Este proyecto ha contado con la participación y colaboración de miembros de diferentes departamentos de la compañía (DCSpain, Customer Support, Comunicación, entre otros), ayudando así al éxito del proyecto.

Esta iniciativa sostenible ha sido recibida con entusiasmo por parte de los empleados, los cuales son sensibilizados y alentados a integrar prácticas sostenibles en su trabajo y contribuyen así con su participación a la sostenibilidad del negocio.

Con estas medidas se reduce la generación de residuos de plástico en 1,67 toneladas, es decir, aproximadamente unas 83.400 unidades de botellas al año, además de reducir las emisiones de CO2 por la supresión del transporte a nuestro Site del producto en cuestión.

Gestión del arbolado de las instalaciones del Site a raíz de las obras de construcción.

La sede de Roche Diagnostics en Sant Cugat del Vallès se encuentra en proceso de cambio para convertirla en un Campus, que dará cabida a todas las actividades que actualmente y a futuro se llevarán a cabo. Para ello, se está rediseñando del terreno que incluye la construcción de un parking subterráneo, convirtiendo su cubierta en una plaza central ajardinada, y un nuevo edificio, que albergará nuevos espacios.

Preocupados por el impacto en la vegetación del recinto, el cual contaba con un total de 132 árboles (olivos, higueras, ciruelos, cipreses, encinas, nogales japoneses, madroños, abetos, etc ), se encargó un estudio de la situación y análisis de posibles soluciones con el objetivo de salvar el mayor número posible de árboles. El estudio se basa en el análisis en detalle de cada uno de los ejemplares para establecer un diagnóstico de la situación de los mismos y determinar así la viabilidad de su trasplante. Una vez finalizado, se subcontrataron los trabajos de cambio de ubicación temporal de la mayoría de los ejemplares, su cuidado y replantado una vez finalizadas las obras, consiguiendo así la recuperación de la mayoría de los árboles que, en caso de no haber dedicado recursos a su recuperación, hubieran estado condenados a perderse. Como resultado, dispondremos de un amplio jardín con árboles de una cierta edad, aportando una agradable sensación de integración con la naturaleza.

Cada árbol se coloca dentro de un contenedor de 750, 1000 o 1500 litros, según las dimensiones del cepellón. El contenedor se rellena con un sustrato de elevada calidad formado por turba rubia y corteza de pino, con capacidad de aireación y efecto supresor frente a enfermedades causada por hongos y bacterias. En pocas semanas cada árbol empieza a desarrollar raíces adventicias en el interior del sustrato en el contenedor, que permitirá su desarrollo y supervivencia. En una ubicación exclusiva para los árboles de Roche Diagnostics, un equipo técnico especializado se encargará del control y seguimiento de la vitalidad y vigor de cada ejemplar, mediante un estricto control de calidad, basado principalmente en el control de temperatura, humedad, riego y exposición solar. El vivero también dispone de un avanzado sistema de fertilización de las plantas para el control de pH, conductividad y disponibilidad de nutrientes principales y micronutrientes.

Dicha empresa tiene patentado su propio sistema de trasplante de árboles, el cual ajusta al máximo el tamaño del cepellón a las necesidades de la planta. Con ello, se evitan gastos innecesarios tanto de manipulación como de excavación y se asegura que el árbol sobreviva a la manipulación. Este sistema ha sido patentado después de llevar a cabo con éxito unos 14.000 trasplantes en toda Europa.

Esta iniciativa refleja el compromiso de la compañía en relación a la sostenibilidad, la cual se integra en la visión corporativa, en los valores, los estándares operativos y las directrices de Roche. Prueba de ello es el hecho que el Grupo Roche lleva años siendo una de las empresas líder del sector en el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones, motivo por el cual me siento especialmente orgullosa de trabajar para una compañía uno de los valores de la cual es velar por la protección del medio ambiente.

Los empleados de Roche, ante el cambio climático



Descubre cómo Roche contribuye a un futuro más verde

EverGreener