Noticia

18.09.2020

Una estrategia nacional de medicina personalizada garantizaría la equidad en el acceso a las nuevas tecnologías de diagnóstico en cáncer

  • Bajo el título Preguntas y respuestas sobre el diagnóstico del cáncer, este encuentro ha analizado cómo las nuevas tecnologías de secuenciación genómica han propiciado un cambio de paradigma en el abordaje del cáncer
  • Diálogos PHC, cuya próxima edición se celebrará el 8 de octubre, es una iniciativa para debatir el presente y futuro de la medicina personalizada y su relación con el avance de las ciencias ómicas, la digitalización del ámbito sanitario y el big data biomédico, entre otros factores

 

Madrid, 18 de septiembre de 2020.- Garantizar la equidad en el acceso a las últimas tecnologías de diagnóstico de precisión que hacen posible la medicina personalizada es uno de los retos a los que se enfrenta la oncología en los próximos años, según explicaron Federico Rojo, responsable del departamento de Patología Molecular en la Fundación Jiménez Díaz, y Joaquín Dopazo, director del Área de Bioinformática Clínica de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, durante la tercera edición de Diálogos PHC, organizada por Roche. Y es que, según coincidieron estos dos expertos, su implantación en el Sistema Nacional de Salud es aún muy desigual y, mientras en unos hospitales estas tecnologías están incorporadas a la rutina clínica, en otros centros se siguen usando sistemas diagnósticos que se empleaban hace algunos años.

El origen de estas inequidades, según ha explicado el doctor Dopazo, no reside en los costes asociados a estas tecnologías sino en un problema de organización para su implantación. “Se trata de sistemas de diagnóstico que son asequibles y que se abaratarán aun más en el futuro. El hecho de que no se hayan implantado en todos los territorios de forma homogénea es más un cuestión de organización y voluntad”, explica este especialista.

Ambos expertos coinciden, sin embargo, en que la percepción de las autoridades sanitarias sobre la medicina personalizada ha cambiado y estas, gracias a la labor de las sociedades científicas, han entendido la importancia de implantar una estrategia nacional de medicina personalizada que garantice el acceso en condiciones de igualdad en todo el territorio a estas tecnologías de diagnóstico de precisión que hacen posible la personalización de los tratamientos. 

“La sensibilidad de los decisores sanitarios hacia la medicina personalizada ha cambiado y, en dos o tres años podríamos contar con una estrategia nacional de medicina personalizada que a través de una cartera de servicios común a todo el Sistema Nacional de Salud garantice la equidad en el acceso a las tecnologías de diagnóstico de precisión que hacen posible la personalización de los tratamientos”, ha asegurado el doctor Rojo.

A pesar de estas barreras de acceso, la medicina personalizada en el abordaje del cáncer es ya un hecho innegable gracias a estas nuevas tecnologías de diagnóstico que permiten identificar biomarcadores concretos en los tumores y utilizar fármacos dirigidos a estas alteraciones. Los efectos positivos de su desarrollo, según el doctor Dopazo, ya se están notando en términos de supervivencia. “En la década de los 70 la supervivencia por cáncer no llegaba al 50%, mientras que en la actualidad se sitúa en el 70% y en algunos tumores está por encima del 90%. Esto se debe, sin duda, a la introducción de tecnologías que nos permiten estratificar a los pacientes en función de biomarcadores que tienen una correspondencia con tratamientos dirigidos”, subraya el director del Área de Bioinformática Clínica de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud.

Sin embargo, este cambio de paradigma en el abordaje del cáncer que se ha producido de la mano de las nuevas tecnologías de diagnóstico aun tiene un largo camino que recorrer, según explica el doctor Rojo. La trasformación digital en el ámbito de la salud conlleva la recopilación de una cantidad ingente de datos que, si son tratados e interpretados de manera adecuada, permitirán crear algoritmos para la gestión del paciente que redundarán en una mayor calidad de vida para la población. “El reto al que nos enfrentamos está también en el almacenamiento e interpretación de todos esos datos que manejamos. Debemos llegar a una integración holística de todo lo que le ocurre al paciente para crear algoritmos que nos ayuden en su manejo desde diferentes perspectivas”, apostilla.

Para el doctor Dopazo, la inteligencia artificial juega un papel esencial en la interpretación y manejo de los datos para realizar predicciones. “La información que nos proporcionan los nuevas tecnologías de diagnóstico nos sirven para identificar biomarcadores en el momento presente y pautar el tratamiento más adecuado, pero también para hacer un estudio retrospectivo del comportamiento del tumor. Incluso los fracasos pueden ser éxitos para el futuro, ya que podríamos identificar aquellos biomarcadores que influyen en que un tratamiento no funcione”, concluye.

Diálogos PHC, cuya próxima edición se celebrará el 8 de octubre, es una iniciativa de Roche para debatir el presente y futuro de la medicina personalizada y su relación con el avance de las ciencias ómicas, la digitalización del ámbito sanitario y el big data biomédico, entre otros factores.

 

Acerca de Roche

Roche es una empresa internacional, pionera en la investigación y el desarrollo de medicamentos y productos para el diagnóstico con el fin de hacer avanzar la ciencia y mejorar la vida de las personas. La potencia combinada de la integración farmacéutica-diagnóstica bajo un mismo techo ha convertido a Roche en el líder de la medicina personalizada, una estrategia orientada a proporcionar a cada paciente el mejor tratamiento posible. Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo, con medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias. Roche también es el líder mundial en diagnóstico in vitro y diagnóstico histológico del cáncer, y se sitúa a la vanguardia en el control de la diabetes. Fundada en 1896, Roche busca mejores vías de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades, así como de contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad. La compañía también tiene como objetivo mejorar el acceso de los pacientes a las innovaciones médicas trabajando con todas las partes interesadas pertinentes. La Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud contiene 30 medicamentos desarrollados por Roche, entre ellos antibióticos, antipalúdicos y medicamentos contra el cáncer que salvan vidas. Por décimo año consecutivo, Roche ha sido reconocida en los Índices de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI) como la empresa más sostenible del grupo Industria farmacéutica, Biotecnología y Ciencias de la vida. El Grupo Roche tiene la sede central en Basilea (Suiza) y está presente operativamente en más de 100 países. En el año 2019, daba empleo a más de 98.000 empleados, invirtió 11.700 millones de CHF. Genentech (Estados Unidos) es un miembro de plena propiedad del Grupo Roche. Roche es accionista mayoritario de Chugai Pharmaceutical (Japón) en todo el mundo. Para más información, consulte la página www.roche.com.

 

Todas las marcas comerciales utilizadas o mencionadas en este comunicado están protegidas por la ley.