Tendemos a pensar en el sistema inmune como la fuerza de defensa del cuerpo contra los invasores, los virus y las bacterias que nos enferman. Esta es la razón por la cual ha evolucionado, con el tiempo, la investigación en torno a la inmunoterapia para protegernos, porque su objetivo es fortalecer la capacidad del sistema inmunitario para hacer su trabajo

Así, la inmunoterapia del cáncer funciona específicamente en el sistema inmune. Este detecta y destruye todo lo que no debería estar en nuestro cuerpo, incluidas las células que se han vuelto cancerosas, al reconocer los cambios, aunque estos sean sutiles, que pueden hacer que una célula normal sea ahora "extraña".

Normalmente, el sistema inmunitario trabaja para eliminar estas células extrañas o anormales mediante el uso de las llamadas células T. En algunos casos, estas células mutadas pueden evadir la respuesta inmune de nuestro cuerpo, con lo que se genera el desarrollo de tumores que pueden llegar a ser potencialmente dañinos.

1

El objetivo de los medicamentos desarrollados en torno a las inmunoterapias es ayudar al sistema inmunitario a reconocer y atacar las células cancerosas. En concreto, las inmunoterapias pueden hacer esto de diferentes maneras: algunas buscan y anulan los mecanismos que evitan que las células T desarrollen la respuesta inmune necesaria y otras buscan estimular una respuesta inmune.

Por todo ello es clave comprender la biología del cáncer y cómo funciona el sistema inmune, porque al conocer qué aspecto de la biología se debe tratar, los científicos pueden adaptar el uso de los tratamientos de inmunoterapia contra el cáncer al tipo específico de tumor de una paciente.

2

Uno de los enfoques en los que trabajan los equipos de investigadores de Roche es en la capacidad de comprender cómo separar todos los cánceres en solo tres perfiles inmunitarios, porque al comprender el perfil inmune, se cree que será posible ser muy específico con cada enfoque de tratamiento.

Otro de los enfoques de trabajos se centra en el ciclo de inmunidad al cáncer, un marco ideado por los doctores Daniel Chen e Ira Mellman. Este ciclo ayuda a describir cómo un tumor interactúa con el sistema inmune humano.

3

Así, tras entender cómo el sistema inmunitario reconoce los tumores, podemos pasar de los tratamientos con quimioterapia, que influyen en todo el sistema, incluidas las células sanas y en crecimiento. El siguiente paso en la investigación es intentar mejorar el propio sistema inmunológico de una persona para que no solo reconozca los tumores, sino que ataque al cáncer. Alcanzado este punto “es posible que elimine las células cancerosas por completo, y eso sería muy poderoso”, subraya Robin Taylor, vicepresidente de inmunoterapia en cáncer de Roche.

La capacidad de tratar el cáncer en el futuro dependerá en gran medida de la capacidad de lograr que el sistema inmunitario erradique los tumores
Robin Taylor, vicepresidente de inmunoterapia en cáncer de Roche.

Por ello, una gran parte de los investigadores  de Roche están trabajando en mejorar la eficiencia del proceso de reconocimiento y destrucción de las células cancerosas por parte de nuestro sistema inmune.

Nuestro trabajo en Roche es encontrar formas de ayudar no solo a nuestro sistema inmunológico a combatir infecciones, sino a mejorarlas para que también puedan combatir el cáncer.