Noticia

Chicago, 11.06.2018

Nuevos datos respaldan los beneficios en calidad de vida de un tratamiento inicial que incluya inmunoterapia en pacientes con cáncer de células renales avanzado

  • Los cuestionarios realizados permitieron saber en qué medida la enfermedad y su tratamiento impacta en la calidad de vida de los pacientes en términos de sintomatología, efectos secundarios y estado funcional
  • Los pacientes tratados con la inmunoterapia Atezolizumab y el antiangiogénico Bevacizumab indicaron que los síntomas de la enfermedad interferían menos en las actividades de su vida diaria en comparación con los que recibieron la terapia estándar sunitunib
  • La combinación cumplió el objetivo primario del estudio al reducir el riesgo de empeoramiento de la enfermedad o muerte en un 26%

 

Chicago, 11 de junio de 2018.-  Los pacientes con cáncer de células renales avanzado o metastásico (CCRm) que reciben como tratamiento inicial la inmunoterapia TECENTRIQ® (Atezolizumab) y el antiangiogénico Avastin® (Bevacizumab) indicaron que los síntomas de la enfermedad interferían menos en las actividades de su vida diaria en comparación con los que siguieron la terapia estándar con sunitinib. Así lo han mostrado nuevos resultados del estudio fase III IMmotion151presentados en el Congreso de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO) celebrada la semana pasada en Chicago (1-5 de junio). Este ensayo clínico, con participación de 10 Hospitales españoles, ya alcanzó su objetivo primario de mejoría de la Supervivencia Libre de Progresión (SLP) evaluada por investigador principal, en pacientes con expresión de PD-L1 (ligando 1 de muerte celular programada). Esta estrategia consiguió reducir en un 26% el riesgo de empeoramiento por la enfermedad o muerte comparado con aquellos pacientes tratados con sunitinib (mediana de SLP [mSLP]: 11.2 vs. 7.7 meses; HR=0.74; 95% CI 0.57, 0.96; p=0.02).

Ahora ese beneficio evaluado por el profesional se ha visto respaldado por el que perciben los propios pacientes. La percepción del tratamiento que comunicaron los pacientes a través de cuestionarios respalda un beneficio-riesgo favorable para la combinación como tratamiento de primera línea en enfermedad localmente avanzada o mestastásica. Los tratados con la combinación reportaron una mejor calidad de vida asociada a su estado de salud en comparación con sunitinib. Este parámetro evalúa el impacto global de la enfermedad y el tratamiento sobre la calidad de vida en términos de sintomatología, efectos secundarios,  estado funcional y sensación de bienestar. Entre las conclusiones presentadas en ASCO18, figuran:

·         Los que recibieron la inmunoterapia notificaron que los síntomas interferían menos en las actividades de su vida diaria y consiguieron incrementar de forma significativa el tiempo transcurrido hasta que los síntomas tuvieron impacto sobre su día a día respecto al grupo de sunitinib. La mediana de tiempo hasta el principio de deterioro en el brazo de atezolizumab y bevazicumab fue de 11.3 frente a 4.3 meses en el brazo de sunitinib (HR=0.56; 95% CI: 0.46, 0.68).

·         Los pacientes tratados en el grupo de Atezolizumab refirieron síntomas más leves vinculados con el tratamiento y la enfermedad, así como una menor tasa de efectos adversos.

·         Los pacientes completaron los cuestionarios en los días 1 y 22 del ciclo recibido cada seis semanas, al final del tratamiento.

·         El perfil de seguridad de la combinación provocó menos efectos secundarios graves que sunitinib.

 

Como indica la doctora Cristina Suárez, oncóloga del Grupo de Tumores Genitourinarios, del SNC y Sarcoma del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) de Barcelona, los resultados son una buena noticia para un tumor como el cáncer renal que no responde a la quimioterapia. “Es un tumor quimiorresistente que tratamos con antiangiogénicos, que han demostrado ser muy selectivos; son los fármacos que hemos utilizado estos últimos diez años, pero la inmunoterapia también está demostrando tener un papel importante y parece que el hecho de combinar una inmunoterapia con un antiangiogénico produce un efecto sinérgico debido a que se potencia el beneficio de ambos cuando se utilizan de forma conjunta. Además su uso está asociado a una excelente tolerancia. De hecho, los pacientes que recibieron la combinación nos hicieron saber que sobrellevan mejor su vida diaria sin estar tan condicionados por los efectos secundarios; en ellos el beneficio es un 44% mayor que los que no reciben inmunoterapia. En general, el beneficio sobre la calidad de vida es mayor y además lo mantienen durante más tiempo”.

Con los resultados de este estudio fase III, continúa esta experta, “tenemos la primera combinación de inmunoterapia y antiangiogénico que demuestra un beneficio en estos pacientes como tratamiento de primera línea frente al estándar, que es el antiangiogénico sunitinib. Además hemos comprobado que la inmunoterapia beneficia a todos los pacientes independientemente de sus niveles de PD-L1”.

El cáncer de células renales representa el 80-85% de todos los tumores renales. La mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando el tumor está localizado y un 30% son detectados con enfermedad metastásica. Entre los diagnosticados en fases iniciales, se calcula un 30% evolucionará a estadios metastásicos.

 

Acerca del estudio IMmotion151

IMmotion151 es un estudio multicéntrico fase III, randomizado y abierto que evalúa la seguridad y seguridad de TECENTRIQ® y Avastin® frente a sunitinib en pacientes con carcinoma de células renales (CCR) inoperable, localmente avanzado o metastásico que no hayan recibido previamente terapia sistémica activa o experimental. Han participado 915 pacientes de todo el mundo que fueron divididos 1:1 para recibir aleatoriamente TECENTRIQ® y Avastin®, o sunitinib solo.

Los pacientes del brazo TECENTRIQ® y Avastin® recibieron TECENTRIQ® en una dosis fija de 1200 miligramos (mg) y Avastin® en una dosis de 15 miligramos por kilogramo (mg /kg) vía infusión intravenosa (IV) cada tres semanas hasta pérdida del beneficio clínico o toxicidad inaceptable. Los pacientes del brazo de sunitinib recibieron sunitinib 50 mg por vía oral, una vez al día durante cuatro semanas, seguido de dos semanas de descanso hasta pérdida de beneficio clínico o toxicidad inaceptable.

Los objetivos primarios fueron la SLP, determinada por el investigador según los Criterios de Evaluación de Respuesta en Tumores Sólidos Versión 1.1 (RECIST v1.1) en pacientes cuyos tumores expresaron PD-L1 (expresión ≥1 por ciento en célula inmune [IC]), y la supervivencia global (SG) en la totalidad de los pacientes del estudio (población por intención de tratar o ITT). La expresión de PD-L1 se evaluó de forma prospectiva mediante una prueba inmunohistoquímica (SP142) desarrollada por Roche Tissue Diagnostics. Los objetivos secundarios incluyeron la SG en pacientes cuyos tumores expresaron PD-L1, la SLP determinada según un Comité de Revisión Independiente según RECIST v1.1, la tasa de respuesta objetiva evaluada por el investigador y la mediana de duración de la respuesta, así como los cambios en la sintomatología y su gravedad desde el inicio, determinados por el cuestionario MD Anderson Symptom Inventory (MDASI), y el cambio desde el inicio en la calidad de vida relacionada con el estado de salud, determinados por  el cuestionario FKSI-19 (Functional Assessment of Cancer Therapy-Kidney Symptom Index).

 

Acerca del cáncer renal

El cáncer de riñón sigue siendo uno de los tumores más frecuentes a nivel mundial, causando más de 140.000 fallecimientos al año en todo el mundo, y el carcinoma de células renales (CCR) representa el 80% del total de los casos. Cada año, más de 300.000 personas son diagnosticadas de CCR y actualmente solo uno de cada 10 pacientes sobrevive más de cinco años tras ser diagnosticado con enfermedad metastásica.

El CCR se produce cuando se desarrollan células anormales en el tejido de los riñones, específicamente en los pequeños tubos (conocidos como túbulos renales) donde se filtra la sangre4. Generalmente, el CCR es un tumor que se origina en un único riñón pero, en casos excepcionales, pueden aparecer múltiples tumores, o incluso sobre ambos riñones5.

A pesar de los avances en el tratamiento de este tumor en los últimos años, las opciones de tratamiento para estos pacientes siguen siendo limitadas.

 

Acerca de TECENTRIQ® (Atezolizumab)

Atezolizumab es un anticuerpo monoclonal diseñado para actuar fijándose a una proteína llamada PD-L1 (ligando 1 de la proteína de muerte celular programada), que se expresa en las células tumorales y en los linfocitos infiltrantes de tumores. PD-L1 interactúa con PD-1 y B7.1, dos proteínas de la superficie de los linfocitos T, causando la inhibición de éstos. Al bloquear dicha interacción, Atezolizumab  permite la activación de los linfocitos T, que recuperan así su capacidad de detectar y atacar eficazmente las células tumorales. Este anticuerpo monoclonal tiene el potencial de ser utilizado en combinación con otras terapias frente al cáncer, como otras inmunoterapias, terapias dirigidas o diversas quimioterapias frente a una amplia gama de tumores.

 

Acerca de Avastin® (Bevacizumab) en CCR

Bevacizumab es un inhibidor anti-VEGF. El VEGF (receptor del factor de crecimiento vascular endotelial) es una proteína que estimula la formación y el mantenimiento de los vasos sanguíneos y que se ha demostrado que desempeña un papel clave en el desarrollo del CCR.

Los CCR son tumores muy vascularizados, lo que significa que tienen muchos vasos sanguíneos y también muestran una alta concentración de VEGF5. Existe, por lo tanto, una base sólida que avala el uso de medicamentos como Avastin® que actúa bloqueando la vía VEGF. Avastin® es el único tratamiento actualmente disponible para pacientes con CCRm que inhibe directamente la proteína VEGF.

Asimismo, hay una sólida base científica que apoya el uso de la combinación de Atezolizumab junto con Bevacizumab en combinación. Dicha combinación puede mejorar la capacidad del sistema inmune para combatir una amplia gama de tumores, incluyendo el tratamiento de primera línea de cáncer de pulmón no de célula pequeña (CPNCP) avanzado y en CCRm. En el caso de Bevacizumab, además de su acción antiangiogénica establecida, puede mejorar aún más la capacidad de Atezolizumab para restablecer la inmunidad antitumoral, inhibiendo la inmunosupresión relacionada con VEGF, promoviendo la infiltración tumoral de células T y activando las respuestas de células T frente a antígenos tumorales.

 

Acerca de Roche

Roche es una empresa internacional, pionera en la investigación y el desarrollo de medicamentos y productos para el diagnóstico con el fin de hacer avanzar la ciencia y mejorar la vida de las personas. La potencia combinada de la integración farmacéutica-diagnóstica bajo un mismo techo ha convertido a Roche en el líder de la medicina personalizada, una estrategia orientada a proporcionar a cada paciente el mejor tratamiento posible. Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo, con medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias. Roche también es el líder mundial en diagnóstico in vitro y diagnóstico histológico del cáncer, y se sitúa a la vanguardia en el control de la diabetes. Fundada en 1896, Roche busca mejores vías de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades, así como de contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad. La compañía también tiene como objetivo mejorar el acceso de los pacientes a las innovaciones médicas trabajando con todas las partes interesadas pertinentes. La Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud contiene 29 medicamentos desarrollados por Roche, entre ellos antibióticos, antipalúdicos y medicamentos contra el cáncer que salvan vidas. Por octavo año consecutivo, Roche ha sido reconocida en los Índices de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI) como la empresa más sostenible del grupo Industria farmacéutica, Biotecnología y Ciencias de la vida. El Grupo Roche tiene la sede central en Basilea (Suiza) y está presente operativamente en más de 100 países. En el año 2016, daba empleo a más de 94 000 personas, invirtió 9900 millones de CHF en I+D (investigación y desarrollo) y sus ventas alcanzaron la cifra de 50 600 millones de CHF. Genentech (Estados Unidos) es un miembro de plena propiedad del Grupo Roche. Roche es el accionista mayoritario de Chugai Pharmaceutical (Japón). Para más información, consulte la página www.roche.com.

Para más información:

www.roche.es l www.rochepacientes.es l https://knowmadas.com/ Síguenos en TwitterFacebookInstagram y  YouTube

 

Clara Castaño  
Departamento Comunicación y Pacientes Roche Farma  
Tlf. 91 324 81 00
 
spain.comunicacion@roche.com