Noticia

06.07.2020

La epidemia de COVID-19 evidencia la necesidad de contar una estrategia de datos de salud coordinada con la Unión Europea

  • Bajo el título El Big Bang del Big Data a través del COVID-19, el segundo encuentro de Diálogos PHC ha analizado el impacto de la pandemia en materia de recogida e interpretación de datos de salud

 

Madrid, 6 de julio de 2020.- La pandemia de COVID-19 y su impacto en el sistema sanitario han puesto en evidencia la necesidad de adoptar algunos cambios en el esquema de recogida, procesamiento e interpretación de datos del Sistema Nacional de Salud, según explicaron Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra, y Antoni Trilla, jefe del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, durante la segunda edición de Diálogos PHC, organizada por Roche. Ambos expertos coincidieron en que uno de los pasos ineludibles que deben darse a corto y medio plazo es la aprobación de una estrategia de datos en salud de ámbito estatal, no solo para poder enfrentar situaciones similares a la vivida, sino también para obtener conclusiones de los datos ya recogidos útiles desde el punto de vista clínico.

“No pueden convivir en un mismo Sistema Nacional de Salud diferentes compatibilidades de datos. No se deberían recoger datos que no correspondan a unos estándares de calidad comunes a todas las comunidades autónomas. Por eso es necesario aprobar una estrategia de datos cuyo diseño debería coordinarse desde Europa para que todos los países de la Unión Europea sigan los mismos estándares”, ha asegurado el doctor Antoni Trilla, quien ha desvelado que la prueba más palpable de esa descoordinación en los datos es la imposibilidad de homogeneizar las cifras de fallecidos provocadas por la pandemia en los diferentes países de la Unión Europea.

En esta misma línea, se ha pronunciado el doctor Juan Cruz Cigudosa, para quien “es el momento de empezar a trabajar en una estrategia nacional de datos en salud cuyo sistema que cumpla con tres premisas ineludible: que sea diseñado por un equipo multidisciplinar; tenga en cuenta unos criterios comunes de calidad de los datos y sea de acceso inmediato para que permita adoptar decisiones en tiempo real”. “No tiene ningún sentido pensar en la unidad territorial del Sistema Nacional de Salud con un sistema que tiene barreras territoriales en los datos. La ciencia de Europa viene en código abierto. No deben existir fronteras. Todos debemos trabajar de la misma forma en la UE”, ha subrayado.

Otra de las necesidades que ha desvelado la pandemia ha sido la escasez de recursos humanos especializados para la gestión de los datos, lo que aconseja, según los expertos, automatizar los procesos para que no dependan tanto de la mano de obra. Tal y como explica el doctor Trilla, las agencias de salud pública de las comunidades autónomas se vieron colapsadas por la ingente cantidad de datos que se han generado durante el pico de casos de COVID-19. “En ese momento, los profesionales sanitarios de los hospitales se han centrado en atender a los pacientes y se ha tenido que recurrir a voluntarios, estudiantes de medicina para evitar la pérdida de información. Es imprescindible reforzar los sistemas de recogida de datos y automatizarlos porque en la actualidad dependen mucho de la mano de obra manual”, ha asegurado.

Para este experto ahora, además, debe afrontarse el reto de convertir esa gran cantidad de datos recogidos en conocimiento sólido “que permita entender mejor una enfermedad de la que desconocen muchos aspectos”.  “España tiene un volumen de casos de COVID-19 impresionante y si no se explotan bien los datos recabados sería un despropósito. Es esencial tener las herramientas para usar esos datos. Necesitamos grandes bases de datos, sólidas, bien construidas y con un sistema de acceso rápido para poder consultarlas, interpretarlas y sacar conclusiones con relación al tratamiento del COVID-19: algoritmos pronóstico y valores predictivos para el diagnóstico, entre otros”, ha afirmado.

En cuanto a las posibles mejoras legislativas, el doctor Juan Cruz Cigudosa ha señalado la pandemia nos ha permitido observar áreas de mejora. “Es esencial que hagamos una parada técnica para contemplar en la Ley situaciones como la vivida estos meses. Primordialmente debemos ser respetuoso con los derechos de las personas, pero cuando se trata de datos sanitarios no puede ser que se den situaciones como solicitar un consentimiento informado de nueve páginas firmadas manualmente en un estudio de seroprevalencia en personal sanitario. Hay que hacer más sencillos los requerimiento y procedimientos para la recogida de datos porque no hay que olvidar que en esos datos está la solución a muchos problemas de salud. Este es un déficit crónico que tenemos y que debería ser urgente reconsiderar”, ha concluido este especialista.

Diálogos PHC, cuya próxima edición se celebrará el 17 de septiembre, es una iniciativa de Roche Farma avalada por la Asociación de Salud Digital para debatir el presente y futuro de la medicina personalizada y su relación con el avance de las ciencias ómicas, la digitalización del ámbito sanitario y el big data biomédico, entre otros factores.

 

Acerca de Roche

Roche es una empresa internacional, pionera en la investigación y el desarrollo de medicamentos y productos para el diagnóstico con el fin de hacer avanzar la ciencia y mejorar la vida de las personas. La potencia combinada de la integración farmacéutica-diagnóstica bajo un mismo techo ha convertido a Roche en el líder de la medicina personalizada, una estrategia orientada a proporcionar a cada paciente el mejor tratamiento posible. Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo, con medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias. Roche también es el líder mundial en diagnóstico in vitro y diagnóstico histológico del cáncer, y se sitúa a la vanguardia en el control de la diabetes. Fundada en 1896, Roche busca mejores vías de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades, así como de contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad. La compañía también tiene como objetivo mejorar el acceso de los pacientes a las innovaciones médicas trabajando con todas las partes interesadas pertinentes. La Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud contiene 30 medicamentos desarrollados por Roche, entre ellos antibióticos, antipalúdicos y medicamentos contra el cáncer que salvan vidas. Por décimo año consecutivo, Roche ha sido reconocida en los Índices de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI) como la empresa más sostenible del grupo Industria farmacéutica, Biotecnología y Ciencias de la vida. El Grupo Roche tiene la sede central en Basilea (Suiza) y está presente operativamente en más de 100 países. En el año 2019, daba empleo a más de 98.000 empleados, invirtió 11.700 millones de CHF. Genentech (Estados Unidos) es un miembro de plena propiedad del Grupo Roche. Roche es accionista mayoritario de Chugai Pharmaceutical (Japón) en todo el mundo. Para más información, consulte la página www.roche.com.

 

Todas las marcas comerciales utilizadas o mencionadas en este comunicado están protegidas por la ley.