Nacido en Austria, Severin Schwan comenzó su andadura en Roche como estudiante en prácticas en el departamento financiero del grupo y ha trabajado para la compañía en Bélgica, Alemania, Suiza y Singapur. Fue nombrado Consejero Delegado del Grupo Roche en 2008.

Nuestra mayor contribución a la sociedad es la mejora de la sanidad y el desarrollo de mejores fármacos y pruebas de diagnóstico. Es lo que realmente me gusta de Roche: el impacto que puedes crear en la vida de las personas. Y si tenemos éxito, también creamos valor para otros grupos de interés: médicos, empleados, socios, y la sociedad en general.

Es importante que sigamos por este camino. porque la innovación duradera es nuestro mejor regalo para la sociedad. Es una gran herencia, y una gran responsabilidad de cara al futuro.